10 recomendaciones para gestionar las visitas tras dar a luz. (Parte II)

Después de leer las 5 primeras recomendaciones, os traigo las restantes:

multitud simpsons ps

6- La intimidad de tu parto:

Si te preguntan por el parto, no te sientas obligada a dar todo lujo de detalles si no quieres, si prefieres no recordar momentos malos, óbvialos, siempre puedes decir que todo ha ido bien. Además enseguida habrá alguien que empiece a hablar de su parto dando los detalles más escabrosos, quizás sea un buen momento para escaparte al cuarto de baño.

(Edito: Releyendo la recomendación 6, da la impresión de que todos los partos son malos, que todos los partos tienen “momentos malos” y no es así. Pero desgraciadamente, la inmensa mayoría de los partos sí lo son. Hay madres que querían un parto instrumentalizado, el famoso “a mi que me lo saquen” y lo tuvieron (deacuerdo o no, pero respetable). Por otro lado existen mujeres que desean un parto natural, no instrumentalizado ni intervenido, y lo lo consiguen. Pero, existe un porcentaje de mamás, que deseaban un tipo de parto, o realmente no sabían que deseaban en su parto, pero SÍ que tenían claro que es lo que no querían, y eso que no querían o esperaban tener es el aniñamiento, es el mal-trato, es la indefensión, la falta de tacto (que no de tactos), falta de información, etc etc. Y por una razón u otra se ha encontrado con todo ello, y NO le ha gustado, pues es para esas mujeres a quien va dirigida esta recomendación.)

7- El bebé con su madre:

Es para todos conocida la imagen del recién nacido pasando de mano en mano, “¿puedo cogerle?”, “¡yo todavía no le he cogido!”, “¿toma, Fulanita, cógele, mira que cosita más linda?. Mientras su madre con media sonrisa, observa la situación, sin hacerle ninguna gracia  y deseando que le devuelvan a su bebé y que le dejen en paz. Tienes dos opciones: la primera, muy diplomáticamente decir que por favor no le cojan que está agotado y le ha costado un poco dormirse y no quieres que se despierte. Y la segunda: plantarte y decir que se acabó!! Pero si la situación que se está dando no te gusta, no te lo calles, porque el bebé donde quiere estar es contigo, y tú con él.

8- Ayuda en las tareas de casa:

Si alguien te ofrece ayuda, no dudes en aceptarla, piensa que si una amiga, tu padre, tu pareja o tu abuela, se ofrece a poner una lavadora, es un tiempo que tú puedes aprovechar para estar con tu bebé, para darte una ducha, para dormir un poco o para cualquier otra cosa que se te ocurra y que nadie puede hacer por ti.

9- Olvídate de los “opinólogos”:

Desgraciadamente, tooooodo el mundo te va  dar su opinión sobre cualquier cosa que hagas, digas o pienses. “Que si duerme mucho, que si duerme poco, que si todo el rato enganchado a la teta, que si lleva mucho tiempo sin mamar, que si está muy arropado, que si está muy destapado, que si en mi época se hacía tal o cual…, que si ¡hija como te pones…!” etc, etc. Nadie duda que lo hacen con su mejor intención, pero a veces no se dan cuenta de que en vez de ayudar, están agobiando demasiado a una mamá que acaba de parir, y hay que respetar ese momento. Por eso, una opción es que te mantengas firme en tus decisiones y no dejar que nadie te diga lo que tienes que hacer o lo que está bien o mal.

10- Descanso con mi bebé:

También es típica la situación en la que te dicen, que les dejes al bebé para que así tú puedas descansar, cuando la mejor forma de descansar tanto tú como tu bebé es los dos juntos, tal y como lleváis haciendo 9 meses. Si os separan, tanto tus alarmas como las del bebé van a saltar y no se va a  poder producir ese descanso hasta que de nuevo estéis en contacto. Es preferible que te ayuden con las tareas del hogar a que se queden “cuidando” de tu bebé recién nacido.

Todo esto es siempre y cuando no estés deseando todo lo contrario, es decir, estar rodeada de visitas todo el día y la noche, el barullo, las opiniones gratuitas, etc, (opción bastante rara en una mamá que acaba de dar a luz, es más no conozco a ninguna que quiera esa situación…) Si ese es tu caso, haz como si no hubieses leído nada jeje.

Estas son mis últimas 5 recomendaciones, puedes leer las 5 primeras aquí. Si se te ocurre alguna más, no dudes en comentarla.

 

Y no olvides que puedes suscribirte al blog para no perderte nada

Compartir es Vivir:

¿Estás de acuerdo? ¿No lo estás? ¿Qué opinas?