Beneficios Del Porteo

¿Quieres saber por qué portear a nuestros bebés es tan importante?

Saca 2 minutos de tu tiempo para leer este post y verás como algo tan natural como llevar a nuestros hijos es beneficioso para ellos y para nosotros. ¡¡Adelante!!canguro a la espalda

Portear es bueno para tu bebé por varios motivos:

  • El bebé está en permanente contacto con la persona que lo lleva, tal y como estaba en la tripita de mamá. Esto crea una mayor seguridad para el bebé ya que nota nuestra presencia constantemente y su estado de alerta baja estando tranquilo y relajado, permitiéndole aprender y desarrollarse de forma ideal.
  • Nos daremos cuenta rápido de lo que necesita ya que le tenemos cerquita de nosotros y sabremos en todo momento lo que le pasa. Sus necesidades básicas serán atendidas con más rapidez y esto le dará mayor seguridad como persona ya que su sensación de protección estará siempre cubierta.
  • Refuerza el vínculo afectivo entre bebé y porteador (mamá, papá, abuelos, tíos…), ¿A quién no le ha gustado estar acurrucado en el regazo de quien más le quiere?
  • Dentro de la tripita de mamá, el bebé estaba en un sitio calentito, con movimiento constante, con sonidos (voz, corazón, ruidos intestinales…), y con alimento disposible permanentemente. Todo esto se reproduce cuando porteamos a los bebés, proporcionandoles de nuevo: calor, movimiento, sonidos y alimento constante. Todo esto favorece su desarrollo psicomotor y que la transición al mundo sea muy agradable.
  • La posición de “ranita” en el portabebé (piernas más altas que el culete, en ángulo de 90º aproximadamente) hace que el peso del bebé no recaiga sobre sus genitales, sino sobre su culito, de esta forma favorece el retorno de la circulación sanguínea. La posición en ranita, hace a su vez que la espaldita quede en forma de “C” (la forma fisiológica del bebé) y no esté recta como en los portabebés no ergonómicos.
  • La posición alivia gases y cólicos de lactante, la zona de su tripita recibe nuestro calor y el movimiento le da un masajito constantemente, ayudando al bebé en todo momento.
  • El bebé se encuentra en todo momento a nuestra altura, permitiéndole participar en primera persona de las relaciones sociales, consiguiendo unas experiencias mucho más enriquecedoras que allí abajo en un carrito.
  • Podemos decir que el contacto constante ayuda a que nuestro bebé se desarrolle como él lo necesita, A NUESTRO LADO.

¡¡Y cómo no!!, para nosotros, los porteadores, también tiene grandes beneficios:

  • Permite que estemos conectados continuamente a nuestro bebé, sintiéndole en cada momento, su temperatura, respiración, sensaciones… es inexplicable la sensación que tenemos los papás al llevar a nuestro bebé y poder acariciarle, abrazarle, besarle… Gracias a todo esto disminuyen mucho las posibilidades de sufrir depresión postparto.
  • Favorece la lactancia materna, tanto en la subida de la leche como en el seguimiento de la lactancia, ya que podemos darle el pecho sin necesidad de bajarles del portabebé y controlándoles en todo momento. También lo podríamos hacer con un biberón, por supuesto.
  • Nos da autonomía ya que tenemos las manos libres, no tenemos que dejar de hacer algo de compra, limpiar la casa, coger un paraguas o llevar a nuestro hijo mayor de la manita, somos más libres.
  • El porteador mejorará sus problemas de espalda poco a poco por el progresivo aumento del peso del bebé, en ningún momento se hará daño ya que el peso con los portabebés ergonómicos se reparte entre la cadera y los hombros, y al estar el bebé pegado a nuestro cuerpo hace que su centro de gravedad no esté desplazado, sino pegado al nuestro.
  • Podremos con las barreras arquitectónicas, viajaremos en medios de transporte sin ningún problema. También podremos ir al campo o a la montaña sin tener que arrastrar por la arena o piedras del sendero nuestro carrito.

sara cabalgata

 

Para concluir este post os diré que no es bueno que porteéis a vuestros bebés mirando hacia adelante (cara al mundo) ya que se crea una sobre estimulación al bebé, y probablemente sus caderas no estén colocadas de la mejor forma (la mejor forma es la “posición ranita” y la espalda en “C”, como ya habíamos comentado) para el desarrollo de sus caderas. Pero no os preocupéis que os lo explicaré mejor en próximos post.

Cada familia necesita un tipo diferente de portabebé que se adapte completamente a sus necesidades y se sientan cómodos con él, poco a poco los iréis conociendo. Para cualquier duda que tengáis no dudéis en escribirnos o llamarnos y estaremos encantados de atenderos.

¡¡AÚPA CON EL PORTEO!!

Y si no quieres perderte nada, no te olvides de suscribirte al blog

Compartir es Vivir:

¿Estás de acuerdo? ¿No lo estás? ¿Qué opinas?