Posición Fisiológica Recién Nacido

Voy a intentar resumir muy muy brevemente (no se si lo voy a conseguir) el porqué considero que la posición fisiológica del recién nacido NO es boca arriba, sino boca abajo. Y tampoco es boca abajo al 100% ya que un recién nacido humano, nace inmaduro y cuenta con la ayuda y el apoyo de un cuidador, la madre normalmente, que será quien le coloque en una u otra postura.

Ese cuidador, dependiendo de las necesidades del bebé, podrá ayudar a cambiar esa posición en la que se encuentra ese bebé, posición a la que NO ha podido llegar por sí mismo, ya sea boca arriba o boca abajo, NO ha llegado por sí mismo, a ninguna de las dos.

Entendiendo que ningún recién nacido llega a la posición de boca arriba o boca abajo por sí mismo, sino que es el adulto el que decide y le coloca (basándose en creencias, teorías o corrientes) podemos decidir, observando a los recién nacidos, cual de esas dos posiciones sería más beneficiosa para su desarrollo, en definitiva cual sería la posición fisiológica.

Si observamos un recién nacido en brazos de su madre, lo llevará de forma que el vientre del bebé esté pegado al vientre de la madre, cuando ya sea más mayor habrá ocasiones en que el cuidador pueda optar por ponerle mirando de cara al mundo, cosa por otro lado es desaconsejable, pero ese no es el tema que nos ocupa. Volviendo a esa posición vientre con vientre, podríamos considerarla como una posición “boca abajo vertical”, en la que la zona del cuerpo que está en contacto con alguna superficie es la parte delantera.

Si observamos a un recién nacido boca arriba, ante cualquier estímulo repentino, responderá con la conocida reacción o reflejo de Moro. Si conocemos el mecanismo y el objetivo de esta reacción vemos que es un movimiento en dos tiempos, primero de apertura y después de cierre, como intentando agarrar. Y si su zona de contacto es la espalda, será muy difícil que se agarre a nada, en cambio, si puede agarrarse a algo por su parte delantera, lo hará quedando en una posición en la que apoyará su abdomen, su parte anterior del tronco, en definitiva, boca abajo.

Siguiendo con la reacción o reflejo de Moro, es muy raro observarlo en un recién nacido boca abajo, siempre y cuando no haya una alteración de la coordinación central, dicho de otro modo, una posible alteración neurológica.

Todos nos podemos imaginar calmando o atenuando esa reacción de moro en ese recién nacido colocado boca arriba, ¿cómo lo hacemos? dándole un contacto, un apoyo (con nuestra mano normalmente, si no es que le cogemos en brazos claro) en la parte delantera de su cuerpo, de nuevo un contacto anterior, igual que en la posición de boca abajo.

La postura del recién nacido tiende a la flexión, esto quiere decir que su tronco es cóncavo en su parte delantera, al igual que sus manos y pies, que también están en flexión, para agarrarse. Y agarrarse a algo estando boca arriba es bastante complicado, ¿no?

Y agarrarse a algo estando boca arriba es bastante complicado, ¿no?

Visualizando un bebé mamando, el bebé está de nuevo boca abajo, en contacto con su parte anterior del tronco, en actitud de flexión para poderse agarrar, para “desactivar” el reflejo de Moro, para poder alimentarse y sobrevivir…

Podemos de nuevo imaginar la escena de un recién nacido dormido plácidamente, boca abajo, en el pecho de su madre.

El recién nacido humano necesita el contacto y los cuidados de un adulto, si no se muere, y la forma que tiene ese recién nacido de asegurarse esos cuidados, entre otras cosas, es el poder agarrarse (reflejo plantar, palmar, de succión, etc.) y eso no es posible si la posición en que el adulto decide colocarle es boca arriba.

Podría poner muchos más ejemplos, pero me quedo con lo que una vez me dijo, no acertada al 100%, la abuela de un bebé que yo trataba hace años hablando de la posición de boca arriba y de boca abajo:

“José, la verdad que el único momento que los animales están boca arriba, es cuando se mueren”

Para terminar, os dejo un vídeo en el que podemos ver el maravilloso agarre espontáneo del recién nacido, que de nuevo sería imposible si estuviese boca arriba.

En el vídeo también podemos ver los beneficios de la posición de boca abajo en ese momento del agarre espontáneo para la madre, se ve perfectamente como los pies empujan y masajean el abdomen de la madre, facilitando así la contracción uterina, el desprendimiento de la placenta y la reducción del sangrado.

Tampoco se nos puede olvidar viendo al recién nacido del vídeo, todo lo relacionado la estimulación espontánea de la visión, el olfato, el gusto, etc. que no ocurriría estando boca arriba.

Quitando todo lo anterior, es decir, que la posición ideal o fisiológica del recién nacido es boca arriba, estoy completamente de acuerdo, con casi todo lo expuesto por Emmi Pikler y el movimiento libre.

Gracias por tu atención.

Semana Internacional de la Crianza en Brazos (SICB)

Bienvenidos a la

¡¡SEMANA INTERNACIONAL DE LA CRIANZA EN BRAZOS!!

Esta semana la queremos compartir con vosotros ya que celebramos algo tan importante como es el portear a nuestros pequeños, el llevarles cerca de nosotros, el sentirles, el darles todo lo que necesitan cuando lo necesitan, en definitiva, celebramos la CRIANZA EN BRAZOS.

Queremos que visualicéis este trabajo de Asesoras Continuum, realizado por un grupo de mujeres, madres y familias, que tienen claro que tipo de crianza quieren ofrecer a sus hijos y lo han demostrado en este fabuloso y emotivo video. En él váis a conocer un pedacito del corazón de este fantástico grupo de mujeres, que con su trabajo quieren demostrar y gritar a los cuatro vientos lo maravilloso que es llevar a nuestros hijos en brazos.

Desde Aúpale esperamos que os guste y que lo compartáis con todos aquellos a los que les pueda interesar este fabuloso mundo de la crianza de nuestros hijos.

Poneros cómod@s y a disfrutar:

¡¡AÚPALE!!

Y si no quieres perderte nada, no te olvides de suscribirte al blog

Beneficios Del Porteo

¿Quieres saber por qué portear a nuestros bebés es tan importante?

Saca 2 minutos de tu tiempo para leer este post y verás como algo tan natural como llevar a nuestros hijos es beneficioso para ellos y para nosotros. ¡¡Adelante!!canguro a la espalda

Portear es bueno para tu bebé por varios motivos:

  • El bebé está en permanente contacto con la persona que lo lleva, tal y como estaba en la tripita de mamá. Esto crea una mayor seguridad para el bebé ya que nota nuestra presencia constantemente y su estado de alerta baja estando tranquilo y relajado, permitiéndole aprender y desarrollarse de forma ideal.
  • Nos daremos cuenta rápido de lo que necesita ya que le tenemos cerquita de nosotros y sabremos en todo momento lo que le pasa. Sus necesidades básicas serán atendidas con más rapidez y esto le dará mayor seguridad como persona ya que su sensación de protección estará siempre cubierta.
  • Refuerza el vínculo afectivo entre bebé y porteador (mamá, papá, abuelos, tíos…), ¿A quién no le ha gustado estar acurrucado en el regazo de quien más le quiere?
  • Dentro de la tripita de mamá, el bebé estaba en un sitio calentito, con movimiento constante, con sonidos (voz, corazón, ruidos intestinales…), y con alimento disposible permanentemente. Todo esto se reproduce cuando porteamos a los bebés, proporcionandoles de nuevo: calor, movimiento, sonidos y alimento constante. Todo esto favorece su desarrollo psicomotor y que la transición al mundo sea muy agradable.
  • La posición de “ranita” en el portabebé (piernas más altas que el culete, en ángulo de 90º aproximadamente) hace que el peso del bebé no recaiga sobre sus genitales, sino sobre su culito, de esta forma favorece el retorno de la circulación sanguínea. La posición en ranita, hace a su vez que la espaldita quede en forma de “C” (la forma fisiológica del bebé) y no esté recta como en los portabebés no ergonómicos.
  • La posición alivia gases y cólicos de lactante, la zona de su tripita recibe nuestro calor y el movimiento le da un masajito constantemente, ayudando al bebé en todo momento.
  • El bebé se encuentra en todo momento a nuestra altura, permitiéndole participar en primera persona de las relaciones sociales, consiguiendo unas experiencias mucho más enriquecedoras que allí abajo en un carrito.
  • Podemos decir que el contacto constante ayuda a que nuestro bebé se desarrolle como él lo necesita, A NUESTRO LADO.

¡¡Y cómo no!!, para nosotros, los porteadores, también tiene grandes beneficios:

  • Permite que estemos conectados continuamente a nuestro bebé, sintiéndole en cada momento, su temperatura, respiración, sensaciones… es inexplicable la sensación que tenemos los papás al llevar a nuestro bebé y poder acariciarle, abrazarle, besarle… Gracias a todo esto disminuyen mucho las posibilidades de sufrir depresión postparto.
  • Favorece la lactancia materna, tanto en la subida de la leche como en el seguimiento de la lactancia, ya que podemos darle el pecho sin necesidad de bajarles del portabebé y controlándoles en todo momento. También lo podríamos hacer con un biberón, por supuesto.
  • Nos da autonomía ya que tenemos las manos libres, no tenemos que dejar de hacer algo de compra, limpiar la casa, coger un paraguas o llevar a nuestro hijo mayor de la manita, somos más libres.
  • El porteador mejorará sus problemas de espalda poco a poco por el progresivo aumento del peso del bebé, en ningún momento se hará daño ya que el peso con los portabebés ergonómicos se reparte entre la cadera y los hombros, y al estar el bebé pegado a nuestro cuerpo hace que su centro de gravedad no esté desplazado, sino pegado al nuestro.
  • Podremos con las barreras arquitectónicas, viajaremos en medios de transporte sin ningún problema. También podremos ir al campo o a la montaña sin tener que arrastrar por la arena o piedras del sendero nuestro carrito.

sara cabalgata

 

Para concluir este post os diré que no es bueno que porteéis a vuestros bebés mirando hacia adelante (cara al mundo) ya que se crea una sobre estimulación al bebé, y probablemente sus caderas no estén colocadas de la mejor forma (la mejor forma es la “posición ranita” y la espalda en “C”, como ya habíamos comentado) para el desarrollo de sus caderas. Pero no os preocupéis que os lo explicaré mejor en próximos post.

Cada familia necesita un tipo diferente de portabebé que se adapte completamente a sus necesidades y se sientan cómodos con él, poco a poco los iréis conociendo. Para cualquier duda que tengáis no dudéis en escribirnos o llamarnos y estaremos encantados de atenderos.

¡¡AÚPA CON EL PORTEO!!

Y si no quieres perderte nada, no te olvides de suscribirte al blog

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2013

Arranca la Semana Mundial de la Lactancia Materna de este año, y el lema es:

Apoyo a las Madres que Amamantan: ¡Cercano, continuo y oportuno!

waba 2013

 

Desde Aúpale, queremos contribuir este año con este cartel de cosecha propia:

semana lactancia 2013

 

Y con esta foto, también de cosecha propia jeje:

sara semana lactancia 2013

 

¡¡Feliz Semana!!

Y si no quieres perderte nada, no te olvides de suscribirte al blog

 

¿Te gustaría conocer que tipos de portabebés ergonómicos tenemos en Aúpale?

Para conocerlos solo tienes que entrar en nuestra tienda y descargarte el catálogo.

Lo que vas a encontrar en el catálogo son:

– Fulares Elásticos:

Ideales para mamás/papás que no hayan porteado nunca, ya que puedes colocar al bebé después de haberte hecho el nudo tranquilamente. En los fulares elásticos se pueden llevar a los bebés desde recién nacido y hasta que cumplen 1 año (9-10kg). Desde 42,00€

Boba Wrap Liso

Boba Wrap Liso

– Fulares Tejidos:

Ideales desde el nacimiento hasta los 3-4 años. Los fulares tejidos están fabricados de forma que solo ceden de forma diagonal así se adaptan perfectamente a la anatomía tanto del bebé como del porteador. Permiten hacer nudos tanto delante, como a la cadera como detrás. Respetando la postura ideal para las caderas del bebé (en ranita). Desde 64,00€

Didymos Sarga OLAF

Didymos Sarga OLAF

– Bandoleras:

Las bandoleras son los portabebés ideales para llevar a los bebés y a los niños a la cadera, aunque también se pueden llevar delante y detrás sin ningún problema. Ideales para la fase en la que los niños quieren un ratito andando y otro ratito en brazos. Se pueden utilizar desde recién nacido hasta los 3-4 años. En Aúpale tenemos 2 tipos de bandoleras, unas de tejido de fular y otras de malla muy frescas y ligeras. Desde 42,00€

Hoppediz Santiago

Hoppediz Santiago

Tonga Arcoiris

Tonga Arcoiris

 

 

 

 

 

 

-Mei Tai:

El mei tai es un portabebé asiático que está compuesto por una parte central más o menos cuadrada y 4 tirantes, los dos tirantes de abajo se atan a la cintura y los de arriba se utilizan para hacer el nudo ya sea a la espalda, delante o a la cadera. Es un portabebé respetuoso con la anatomía y la fisiológia de bebé. Algunos mei tai son aptos para bebés desde recien nacido (Hop Tye de Hoppediz), pero el resto es mejor utilizarlos a partir de los 6 meses que es cuando el bebé empieza a sujetar su tronco, y todos hasta los 3-4 años. Desde 80,00€

Hop Tye Samoa

Hop Tye Samoa

-Mochila Ergonómica:

Las Mochilas Ergonómicas al igual que el resto de portabebés ergonómicos respetan la anatomía y la fisiología del bebé, reparten el peso por los hombros, espalda y cintura del porteador. Pueden utilizarse para llevar a los bebés tanto delante como detrás. Es el portabebé ideal para los que no queráis “complicaros” con nudos. La edad ideal del bebé para la mochila depende de la mochila, ya que las hay que abarcan todas las edades igual que un fular, otras que solo serían hasta los 9-10 kg y por último las que se recomienda su uso a partir de los 6 meses, que es cuando el bebé empieza a sujetar su tronco. Desde 100,00 €

Boba Baby Carrier 3G LILA

Boba Baby Carrier 3G LILA

 

Y no te olvides de suscribirte al blog si no quieres perderte nada.